Leyendas e historias de la españa profunda, romantica, oculta y misteriosa.

bienvenidos a este nuevo blog, debo decir que es el primero que escribo, tengo un motivo por el cual he decidido crear este blog, soy escritora, amante de los libros, de la lectura, de las historias y leyendas, estoy intentando recopilar información sobre historias, leyendas, cuentos populares y demás relatos acerca de nuestra tierra, tengo como proyecto escribir un libro sobre nuestras leyendas y deseo que las personas que gusten escriban y compartan las historias que conozcan, ya sean breves relatos que han quedado en la memoria de las abuelas, rumores de los pueblos o cuentos populares que han sobrevivido al tiempo. No importa de que tema en particular sea, no tiene por que ser algo grande ya que a partir de un breve relato se puede investigar y dar paso a una gran historia que ha permanecido en el silencio de las gentes que lo vivieron hasta el instante en el que se difunda en este blog, agradezco a todo aquel que invierta un espacio de su tiempo en compartir su historia o leyenda y a todo aquel dispuesto a leerla. Sin mas dilación solo queda decir que espero que consigamos un gran numero de relatos para aunque sea difundido a través de este medio moderno que es internet no se pierdan en las arenas del tiempo. S.N.L

lunes, 24 de enero de 2011

Las Ánimas de Granada.

Recuerdo una pequeña historia que siempre me ha contado mi abuela. En el antiguo barrio San Lázaro de Granada, una barriada de vecinos en la que todos se conocían cuarenta años atrás. Era un barrio muy activo por el día, las mujeres hacían sus tareas a la vista de sus vecinos, las hijas mayores iban al fondo de la calle al "grifo" a por agua para lavar, los niños jugaban en las calles, las vecinas se encontraban para comentar los últimos sucesos acaecidos en el barrio, los maridos cansados de trabajar regresaban a sus casas para estar con la familia, algunos otros preferían pasar por las tabernas antes de ver a las familias, Pero toda esta vida se disipaba con la oscuridad de la noche, A las doce de la noche nadie se atrevía a transitar aquellas calles, puertas y ventanas se cerraban a cal y canto, los más rezagados permanecían en la taberna la cual también cerraba sus puertas hasta que esa hora y el murmullo de algo terrorífico se alejaba de su barrio. La Santa Compaña o Las Ánimas del purgatorio visitaban cada noche a las doce el barrio de San Lázaro, Nadie se aventuraba a enfrentarse a aquella Compaña del Purgatorio de figuras negras que portaban una vela y cadenas que arrastraban y con su murmullo avisaban de que ya estaban allí, Puesto que todo aquel que se  topara de frente con ellas, estas pronto le arrebatarían la vida. Una vecina de aquel barrio consiguió esquivar esta pena tan certera para aquellas personas, una noche a las doce se disponía a cerrar la puerta con llave como acostumbraban a diario desde hace generaciones, incrédula escuchó el murmullo de las cadenas y asomó la cabeza para asegurarse de que realmente existían y eran ellas, pese a saber el destino que estas portaban, la curiosidad pudo contra el miedo y asomó la cabeza, en ese momento las vio, un escalofrío recorrió su cuerpo y como una broma de destino de esta santa compaña no recibió afortunadamente la pena de muerte sino un tirón de pelo con tal fuerza que media cabellera, mas concretamente medio "moño" cayó al suelo, probablemente como advertencia, los gritos de esta mujer se escucharon en todo el barrio pues había tenido a la santa compaña frente a ella, sin perder un instante cerró la puerta y jamás se volvió a atrever a enfrentarse a las Ánimas, Más de un vecino de la barriada se topó con estas terroríficas almas la mayoría recibieron advertencias, pero todo el barrio Granadino coincidía con una verdad, a las doce de la noche cual sereno las Ánimas del purgatorio paseaban por sus calles en busca de algún alma despistada que regresara con ellas de vuelta al purgatorio.
                                                                                                                                          S.N.L

2 comentarios:

  1. Mi abuela también me contaba la misma historia, ella era del Barrio San Lázaro y me contaba lo mismo, que las ánimas recorrían las calles del barrio a partir de las 12 de la noche. También me contaba que si alguien, por el motivo que fuera, caminaba por la calle a aquellas horas, por nada del mundo debía saludar a nadie ni pedir fuego para encender un pitillo, pues ya se había dado algun caso en el que un hombre pidió fuego a una figura ensotanada y ésta le dió un dedo encendido a modo de cerilla, un dedo descarnado, el dedo de un esqueleto.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, querid@ amig@anonim@, disculpa mi tardanza en responderte, pues estamos preparando muchas mejoras para el blog y trabajando en ello, agradezco mucho tu comentario ya que quizá incluso nuestras abuelas llegaron a ser vecinas en aquel mítico barrio San Lázaro, del que tantas y tantas historias aun se recuerdan en las familias y me alegro mucho de que compartas con nosotros tu historia, una historia que un barrio vivió en común y que no tiene por que perderse en las arenas del tiempo, muchas gracias y hasta pronto.

    ResponderEliminar

Un Blog necesita comentarios para prosperar...

Un Blog necesita comentarios para prosperar...
Por Favor Deja tu Comentario...

La Luna de esta Misteriosa Noche